volver

Predicar el Evangelio de Marcos lo antes posible en mi ministerio fue quizás el mejor consejo que he recibido como pastor. Hay que reconocer que el consejo pastoral es difícil de cuantificar. No obstante, puesto que proclamar a Cristo es la más alta prioridad del predicador, un sentimiento así de fuerte está bien justificado. El Evangelio de Marcos, después de todo, revela quién es Cristo y cómo se ve seguirlo. Es más, captura esos temas de maneras memorables. Marcos comunica a Cristo y el discipulado por medio del desorden y de la fuerza de las historias, no solo por medio de la precisión de las proposiciones.

Como tal, esta Cristología narrativa entrega una abundancia de beneficios prácticos para el pastor y para su congregación. Sin embargo, este artículo solo abordará tres razones por las que deben predicar Marcos, con especial atención hacia cómo beneficia a algunas de las categorías más destacadas de miembros de su iglesia: nuevos creyentes, creyentes en crecimiento y creyentes maduros.

Nuevos creyentes: accesibilidad

Muchos nuevos creyentes en la actualidad siguen a Cristo luchando contra trasfondos culturalmente fuertes de pluralismo y nominalismo. Debido a esto, los cristianos jóvenes necesitan una gran claridad respecto a quién es Cristo y cómo se ve seguirlo. Sucesivamente, el Evangelio de Marcos ayuda de manera única a los creyentes que abrazan los dos más grandes enigmas culturales: la autoridad de Cristo y el costo del discipulado.

La autoridad de Cristo

Temas como la autoridad divina y absoluta son especialmente desagradables para el paladar popular, pluralista y postcristiano. Y sin embargo, Marcos sirve porciones generosas de la autoridad exclusiva de Jesús por sobre los demonios, la muerte, la enfermedad, los desastres naturales y la religión hecha por hombres. De hecho, en realidad él presenta estas verdades de manera apetitosa y atractiva. Hay algo especialmente sabroso en medio de las descripciones que Marcos hace del Cristo de gran autoridad que guía amablemente a sus inútiles discípulos. La autoridad de Cristo demuestra ser algo hermoso para el nuevo creyente, no una carga. Aunque los seguidores de Jesús repetidamente fallarán, el Cristo de gran autoridad se aferra a ellos hasta el final.

El costo del discipulado

Lo que es verdad de la enseñanza de Marcos en relación a la autoridad de Cristo se aplica de igual manera a sus escritos sobre el discipulado. Los nuevos seguidores de Jesús necesitan especialmente aceptar las implicaciones extremas de seguir a Jesús. Es por eso que Marcos presenta el deber de seguir a Jesús como algo desgarrador. Esto puede ser especialmente desalentador puesto que, por defecto, tendemos a pensar en los seguidores originales de Jesús como hombres fuertes y audaces. Impresiones inadecuadas del discipulado pueden hacer que seguir a Jesús sea como una misión inútil, algo fuera de la esfera de las posibilidades. Marcos, no obstante, capacita al nuevo creyente para ver más allá de esto al recordarle a sus lectores que los doce discípulos no nacieron como los doce apóstoles.

Este Evangelio nos recuerda que los primeros seguidores de Jesús fueron criados en pecado como el resto de nosotros y tuvieron que ir a Jesús en arrepentimiento y fe de la misma manera que nosotros. El sincero relato de los fracasos frecuentes de los discípulos les asegura a los creyentes que Jesús no exige una fe y un arrepentimiento perfectos, sino que una fe y un arrepentimiento perseverantes.

Los nuevos creyentes en nuestras iglesias deben obedecer las demandas radicales del discipulado mientras que al mismo tiempo aceptan que luchar es una parte inevitable del viaje. Claramente, Marcos ayuda con ambas cosas.

Creyentes en crecimiento: flexibilidad

Todos los creyentes están «creciendo», pero el Evangelio de Marcos particularmente beneficia a aquellos que han ido más allá de la infancia espiritual, pero que aún no son lo suficientemente maduros como para tener un impacto dinámico sobre otros. No quiero legitimar esa categoría. No obstante, la honestidad nos obliga a reconocer que algunas personas (si no la mayoría) en nuestra congregación experimentan crecimiento mientras aún no alcanzan su potencial. Por lo tanto, asumiendo que los lectores me darán este punto, quiero afirmar que Marcos beneficia al creyente común y corriente a medida que entrega un bufé de verdades teológicas y prácticas (verdades que serán esenciales para tomar los próximos pasos en madurez espiritual).

Fundamentos teológicos

El Evangelio de Marcos contribuye a nuestra comprensión básica de la soteriología, antropología, cristología, misionología y escatología. Dicho teológicamente, es una navaja suiza en un viaje de camping o un hierro siete en el campo de golf. Una exposición fiel y secuencial entregará oportunidades para sostener una variedad de verdades teológicas que podrían ser deficientes en nuestra congregación.

Incluso cada teología bíblica desempeña un rol prominente en Marcos, ya que con frecuencia nos invita a considerar la metanarrativa de la Escritura. Esto quiere decir que el predicador tendrá múltiples oportunidades para mostrar la significancia del Antiguo Testamento. Mientras este Evangelio cuenta una historia particular, nos establece para exhibir la historia más grande. Las alusiones de Marcos a las narrativas importantes, a los Salmos y a la profecías nos entregan ventanas a la Escritura como un todo. El pastor prudente sacará provecho de estas conexiones para desarrollar la comprensión de la teología bíblica de sus congregaciones.

Implementaciones prácticas

Marcos nos entrega no solo la historia de Jesús, sino que la historia de Jesús y de sus discípulos. El académico marquino R.T. France señala: «Los discípulos tienen nuestra atención en su descubrimiento de quién es Jesús y en su respuesta a ello; el discipulado es el resultado apropiado de una cristología saludable» (France, 28 [de la obra en inglés]). Por consiguiente, Marcos incita a los creyentes que están en todas las etapas a crecer en su fe y a compartirla con otros. A medida que historia tras historia relata el poder y la autoridad de Jesús, el creyente ansioso será asegurado. Párrafo por párrafo, los tibios serán estimulados y desafiados a emular más a Cristo y a comprometerse en el avance del Evangelio. Es difícil estudiar Marcos mientras permanecemos neutrales, tibios o sin compromiso. Predicar Marcos moverá a los mediocres a la madurez.

Cristianos maduros: longevidad

Finalmente, Marcos, entrega beneficios especiales para el creyente maduro. Al decir «maduro», no estoy haciendo referencia a los santos mayores ni a aquellos que han estado en Cristo por un largo tiempo. Al contrario, me refiero a los creyentes que han madurado hasta el punto de hacer madurar a otros creyentes (Ef 4:13-16; 2Ti 2:2). Una vez que los santos maduros en tu congregación comprendan este libro con más confianza, tendrán la confianza para trabajar a través de él por sí solos con sus amigos no cristianos u otros creyentes nuevos.

Mientras nuestra serie de sermones será suficiente para engendrar esta confianza, existen bastantes recursos que pueden suplementar tu enseñanza y estructurar los esfuerzos de discipulado de tu congregación. Por ejemplo, algunos miembros podrían comenzar a usar Marcos al realizar un curso evangelístico como El corazón del cristianismo, el cual se basa en este libro. Disfruto ver cómo los miembros de la iglesia usan Marcos en instancias uno a uno, siguiendo la guía de David Helm en su libro Uno a uno: leyendo la Biblia juntos (ver el capítulo 11 en particular).

Imagina la longevidad y la utilidad de tu serie de Marcos si tu congregación fuera animada a usarlo con otros de esta manera. ¿Qué pastor no anhela ver a su pueblo usando la Biblia misma para el avance del Evangelio? Hemos visto un fruto maravilloso de esto en nuestra propia congregación. Y como una ventaja adicional, la accesibilidad de usar Marcos en contextos uno a uno ha animado a algunos de nuestros miembros a ir a otros libros de la Biblia también.

Conclusión

Si aún no has hecho esto, aprovecha la sabiduría que me entregaron algunos de los pastores más sabios que conozco: predica el Evangelio de Marcos. Los nuevos creyentes se beneficiarán de su accesibilidad; los creyentes en crecimiento serán desafiados a madurar; y los creyentes maduros podrán aprovechar la confianza obtenida de su enseñanza para usar Marcos en sus esfuerzos de discipulado con otros.

Este recurso fue publicado en 9Marks.
Photo of Justin Harris
Justin Harris
Photo of Justin Harris

Justin Harris

Justin Harris es el pastor a cargo de Faith Bible Church en Naples, Florida.