volver

«Por favor, tomen sus Biblias y vayan a la tabla de contenidos».

Así es como le evité la vergüenza a mi congregación cuando prediqué el primer sermón del oscuro libro de Abdías. Anidado en los desconocidos remansos de los Profetas Menores, la misiva de Abdías hacia Edom es como un bicho raro (es esperable que los expertos lo aprecien, pero la mayoría de las personas apenas están conscientes de su existencia).

 Muchos cristianos, incluso en iglesias saturadas de Biblia, podría reconocer el nombre de este libro, pero se avergonzarían si les preguntaran sobre su tema, contenido o aplicación al siglo XXI.  Abdías es el bazo del Antiguo Testamento; sabemos que está ahí, pero la mayoría de nosotros está confundido sobre su rol dentro del cuerpo.

 Sin embargo, cualquiera que sepa sobre terrorismo debe saber sobre Abdías, así como también cualquier persona que sienta frustración porque la justicia a veces queda impune. Abdías nos enseña sobre el plan a largo plazo de Dios de cerrar los temas que las acciones militares y judiciales tienen dificultades para lograr. Es un libro de consuelo para leer después de escuchar perturbadores reportes de noticias sobre terrorismo, injusticia racial, genocidio o limpieza étnica. En cualquier momento en que el inocente haya sido fijado como un objetivo masivamente y que nos hayamos quedado esperando que se haga justicia, el libro de Abdías nos reafirma que Dios nunca relega las injusticias no resueltas hacia un estante de casos cerrados. Él nunca olvida.

A continuación, comparto seis razones para predicar el libro de Abdías:

1. La brevedad de Abdías contribuye a una poderosa serie de predicaciones

El hecho de que el libro sea breve (como dicen en la industria tecnológica) no es un defecto; es un rasgo distintivo.

La brevedad de Abdías significa que puedes conseguir un conocimiento avanzado del libro completo en casi cuatro o seis semanas. Todos tenemos nuestros géneros favoritos de predicación: las más comunes, las epístolas y las narraciones. Sin embargo, un ocasional aire fresco profético romperá la monotonía temática. Por ejemplo, después de pasar seis años predicando Lucas y antes de pasar tres años en 1 Corintios, podrías querer aprender un par de libros más. Abdías ayuda a dar un sentido de progreso en una secuencia constante, en lugar de siempre caminar laboriosamente en el canon.

2. La oscuridad de Abdías despierta curiosidad

Cuando anuncié que estaría predicando el libro de Abdías en nuestro servicio vespertino, la respuesta general fue curiosidad e intriga. La asistencia aumentó durante la serie porque las personas se dieron cuenta de que esta era una oportunidad conveniente para obtener una familiaridad profunda con un libro completo de la Biblia en solo un par de semanas.

3. El contexto de Abdías proporciona una oportunidad para enseñar historia de una manera atractiva

Para entender quiénes eran los edomitas y por qué Dios quería que desaparecieran, se necesita conocer la historia de Jacob y Esaú, su relación continua y tensa y los problemas que sus descendientes sintieron entre ellos por generaciones, que se manifestaron en muchos incidentes a lo largo de los años. Enmarcamos la historia como una versión antigua de las famosas enemistades heredadas de los indígenas versus los conquistadores.

4. El cumplimiento de Abdías vindica nuestra fe en la Biblia

El mensaje de Abdías trata sobre la exterminación inevitable e irrevocable de los edomitas. Debido a su terquedad despiadada e impenitente sobre su terrorismo contra los no combatientes de Israel, Dios limpiaría al mundo de todos los edomitas y de todo rastro de su legado sanguinario. ¿Has comido en algún restaurante edomita últimamente? ¿Has turisteado por algún lugar sagrado en Edom? ¿Hay algún día festivo religioso guardado por un remanente edomita en alguna parte del planeta? La llamativa ausencia de todo lo edomita es una prueba pasiva pero potente de que la profecía de Dios había sido cumplida literalmente.

No es difícil conectar los puntos para nuestra congregación de la realidad histórica a las advertencias sobre el mundo hoy. Tan cierta como la Palabra de Dios fue respecto al juicio sobre Edom, también lo es sobre el destino funesto que le espera a todo el que rechace el perdón y la misericordia que solo se encuentra en Jesucristo. La misma Biblia que predijo la devastación de Edom, que rechazó el ofrecimiento de perdón de Yahweh, es la misma que promete la destrucción de aquellos que rechazan a Jesús como su Señor y Salvador. Eso predicará.

5. El destinatario de Abdías nos recuerda que no existe perdón fuera de los medios que Dios provee por medio de sus pactos

Los edomitas eran descendientes de Esaú, el mellizo rechazado del escogido Jacob. La única manera de tener acceso al perdón es por medio del pacto que Dios hizo con Abraham, a través de Isaac, a través de Jacob a todo el mundo. Como Rahab, Rut y los ninivitas en el tiempo de Jonás y otros gentiles fueron cubiertos por el pacto si es que estaban dispuestos a unirse al pueblo escogido de Dios. El único refugio de la ira de Dios hoy es unirse a la comunidad pactual de creyentes.

6. El tema de Abdías entrega un ejemplo de los medios de Dios para consolar

Este es el único libro profético de la Biblia dirigido específicamente a una nación gentil. El hecho de que Dios reveló sus planes a los edomitas, por medio de un profeta israelita, es intrigante y efectivo. Es como pedirle a la víctima de un crimen que emita el veredicto del jurado y la sentencia del juez al culpable. Existe consuelo en ser escogido para transmitir el mensaje de justicia a quien es tu opresor.

Conclusión

¿Por qué predicar Abdías? Porque tu congregación necesita disfrutar del consuelo de que Dios traerá justicia a aquellos que fijan como su objetivo al inocente. El aborto, el genocidio, la injusticia racial, los actos de terrorismo y muchos otros tipos de violencia que nos hacen clamar por justicia. No obstante, Dios cerrará y traerá consuelo en su tiempo. Ese es un mensaje que es predicado muy claramente en el libro de Abdías.

Este recurso fue publicado originalmente en 9Marks. | Traducción: María José Ojeda
Photo of Clint Archer
Clint Archer
Photo of Clint Archer

Clint Archer

Clint Archer es pastor de la iglesia bautista Hillcrest en Durban, Sudáfrica.