volver

Sé que esto me va a costar un poco de credibilidad, pero debo decir que el primer libro que prediqué en nuestra nueva iglesia no fue el Evangelio de Marcos. En su lugar, fuimos a Hechos, pero incluso ese no fue el primer libro que terminamos. Tomamos un desvío a mitad de camino y pasamos un mes en el libro de Joel. Aunque podría haberlo predicado mejor, no me arrepiento para nada por haberlo predicado tan pronto.

Te ofrezco cuatro razones por las que también puedes predicarlo, y probablemente más temprano que tarde.

1. Porque condensa gran parte de la historia bíblica en un libro muy corto

Joel advierte a su audiencia de una calamidad histórica que anuncia la inevitabilidad y la inminencia del juicio de Dios. No obstante, también promete misericordia para aquellos que se arrepienten y anticipa un derramamiento del Espíritu de Dios que llevará a la consumación del Reino.

Necesitarás considerar ciertas opciones interpretativas, puesto que los comentaristas no están de acuerdo en la cronología del libro. Sin embargo, por mi lectura, Joel se remonta a las maldiciones del Antiguo Testamento y luego avanza completamente hasta el cumplimiento del Nuevo Pacto. Nos lleva del Pentateuco hasta el Apocalipsis. Ahora, sé por este punto que has leído otros autores en esta serie que dicen algo similar, pero ninguno de ellos lo ha hecho sobre un libro de tres capítulos. Muchos de los libros del Antiguo Testamento abarcan esa área, pero ninguno de manera tan profunda y concisa. 

2. Porque puedes predicar la gracia y la misericordia de Dios desde el Antiguo Testamento

Mi primera razón alude a esta, pero merecen atención por separado. Joel aplasta la ilusa noción de que el Dios del Antiguo Testamento está enojado y es cuel. El capítulo 2 habla explícitamente de su gracia, su misericordia, su paciencia, su amor constante, su piedad y su bendición abundante para todos los que regresan a él. Joel nos prepara para demostrar el carácter inalterable de Dios y la unidad de su Palabra.

3. Porque probablemente no quieres predicarlo

Muchos de nosotros huyen de los libros con elementos apocalípticos porque pensamos que son difíciles de interpretar y aplicar. Sin embargo, ¿acaso no sería un peligro aún mayor preferir evitar elementos explícitos de la ira de Dios?

Tal vez rehúyas de recuerdos de sermones que escuchaste en tu infancia en los que el predicador parecía disfrutar las llamas del infierno y la perdición. Quizás conoces la temperatura de tu congregación y piensas que una enseñanza clara sobre la ira podría ofender. Hermanos, no podemos exponer Joel fielmente sin predicar el juicio. No podemos evitar el juicio sin revisar la naturaleza de Dios. No corrijas quien Dios es.

4. Porque puedes predicar eclesiología desde el Antiguo Testamento

Es decir, a menos que este sea el primer artículo de la serie con el que te hayas encontrado, la atracción gravitacional hacia la membresía de la iglesia que emana de Joel 2:28-32 es simplemente irresistible.

Bueno, quizás eso es una hipérbole. Quizás. Pero puesto que tomo la cita de Pedro de Joel 2 en Pentecostés en su sentido claro y evidente, creo que Joel profetiza sobre la iglesia. Joel nos dice cómo debemos esperar que Dios obre en esta era. Debemos esperar la presencia y el ministerio del Espíritu de Dios para ser manifestado indiscriminadamente sobre todos los que se han vuelto a Dios en arrepentimiento. Joel nos anima a que en una era que ahora ha nacido, el Espíritu es derramado sobre hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, e incluso sobre siervos que no tienen estatus. Nuestras iglesias necesitan esa instrucción. Algunos necesitan ser corregidos; otros, animados

Conclusión

Te dejaré con una pregunta: ¿por qué no harías de Joel uno de los próximos libros que predicarás del Antiguo Testamento? Puedo pensar en un argumento válido, quizás con algunas variaciones: existen 38 otras opciones igualmente extraordinarias. Eso es cierto. No obstante, si tu reticencia a predicar Joel está manchada por otras razones fundamentales, entonces te animo a que las reconsideres.

Este recurso fue publicado en 9Marks. | Traducción: María José Ojeda
Photo of Ben Wright
Ben Wright
Photo of Ben Wright

Ben Wright

  Benjamín Wright pastorea la iglesia bautista Cedar Pointe en Cedar Park, Texas.