Back

¡Quizás finalmente esté será el año en el que encontraré el verdadero amor! Pensé. Mientras el reloj marcaba la medianoche, el Año Nuevo provocaba sentimientos de esperanza y emoción. Habían pasado varios meses desde mi devastadora ruptura sentimental y estaba agradecida de dejar ese evento atrás.

 El Año Nuevo parecía marcar un nuevo comienzo. Quizás conozca al indicado este año. ¡Tal vez incluso me comprometa para casarme!

El comienzo de un nuevo año tiene una manera de reencender la esperanza y de reavivar los sueños. Hay algo estimulante sobre el potencial que vendrá. El misterio de lo desconocido. ¡La posibilidad de que los sueños se hagan realidad!

 Recuerdo sentir todas esas cosas para el cambio de año del 2008. Lo sé, lo sé. Eso suena antiguo. Pero tenme paciencia. La fecha era 1 de enero, 2008. Estaba a punto de cumplir 21 y hace poco había pasado por la ruptura amorosa más dura de mi vida.

A medida que el nuevo año comenzaba, tenía la esperanza de que mi vida amorosa resultara diferente en los meses venideros.

Sin embargo, mi emoción lentamente se encontró con la realidad. Aparentemente, Dios tenía diferentes planes para mí de los que yo tenía. Los meses comenzaron a pasar. Primero, enero; luego, febrero; después, marzo… julio, septiembre y luego (¡puf!) estábamos en diciembre otra vez.

Mientras armaba el árbol de Navidad nuevamente, me golpeó la realidad directamente. Pasaría otra Navidad en soltería. Estaba desilusionada, por decirlo menos. Sin embargo, por muy difícil que la soltería haya sido para mí ese año, Dios estaba obrando en mi corazón.

Me estaba enseñando algunas lecciones de vida cruciales. Él me estaba revelando la idolatría que tenía en mi corazón. Dios usó mis sueños frustrados para mostrarme cuán desenfocada estaba.

Me había apasionado más por mi vida amorosa que por el verdadero Amor de mi alma.

Dios había quedado en segundo plano en mi vida.

Mientras llega este nuevo año (como yo lo estuve) quizás estás sintiendo esperanzas y sueños similares para tu vida amorosa. Tener deseos para el matrimonio es algo hermoso. Sin embargo, esos deseos rápidamente pueden convertirse en ídolos cuando nuestra esperanza y satisfacción dependen de ellos.

En lugar de ser presa de la idolatría, quiero animarte a hacer algo que yo desearía haber hecho el 2008. Quiero darte cuatro objetivos específicos para tu vida amorosa este año.

Ya sea que Dios tenga, más adelante, un romance para ti o no, aún puedes tener un año asombroso.

Estos objetivos mantendrán tu corazón centrado en Cristo, en lugar de que sea llevado por fantasías. Tu vida amorosa no tiene que dictar tu alegría y satisfacción. Al mantener tu corazón en el lugar correcto, puedes tener un año lleno de gozo y fructífero, con o sin un novio.

Por tanto, de mi corazón al tuyo, oro para que hagas tuyos estos objetivos.

Cuatro objetivos para tu vida amorosa este año:

1. Confía en el tiempo de Dios

Dios ve el panorama completo de tu historia de amor. Él tiene el lápiz; Él escribe el guión. A menudo queremos las cosas a nuestra manera olvidando que Dios tiene un plan más grande. Dios sabe lo que es mejor para nosotros y si ha decidido negarnos algo bueno, debemos escoger ejercitar la fe al confiar en los tiempos de Dios.

El Salmo 9:10 dice: «En ti pondrán su confianza los que conocen tu nombre, porque Tú, oh SEÑOR, no abandonas a los que te buscan». Dios es fiel y se puede confiar en Él… incluso con los tiempos de tu vida amorosa.

Si quieres profundizar más en tu confianza en Dios, dale un vistazo a: Cómo manejar tu deseo por un novio.

2. Lucha por la fidelidad y la pureza

Si Dios tiene el matrimonio para ti en el futuro, ¿adivina qué? Tu futuro esposo está vivo y caminando en esta tierra ahora mismo. ¡Qué locura! Sin embargo, lo que es aun más loco, es un pequeño verso en Proverbios 31 que sutilmente anima a las mujeres a buscar la fidelidad, aun antes de que conozcan a sus esposos.

Proverbios 31:12 dice: «Ella le trae bien y no mal todos los días de su vida». ¿Qué crees que significa «todos los días de su vida»? Creo que significa lo que dice. Todos los días de su vida. Eso incluye los días que estás viviendo ahora mismo… este año. Decide traerle bien a tu futuro esposo ahora por la forma en que vives tu vida, interactúas con otros chicos y manejas tu pureza.

Para tener consejos más específicos sobre la pureza, lee este artículo: Ocho estrategias para ayudarte a luchar con la pureza.

3. Encuentra completa satisfacción en Cristo

No importa cuán guapo, divertido, talentoso o maravilloso sea un chico, él no puede satisfacerte. Punto. Él no fue creado para satisfacer todas tus necesidades o cumplir cada uno de tus anhelos. Solo Cristo puede hacer eso. En lugar de verter tus emociones y pensamientos en tus flechazos este año, usa esa energía y tiempo para invertirlo una relación real con Jesucristo.

Proverbios 19:23 dice: «El temor del SEÑOR conduce a la vida, para poder dormir satisfecho». Haz tu objetivo este año leer tu Biblia y orar cada día. Sé intencional para llenar tu mente con el tipo correcto de música, entretención, libros y podcasts que te acercarán más a Jesús.

Si luchas con encontrar tu satisfacción solo en Cristo, lee este artículo: Tres señales claras de que estás buscando tu seguridad en los chicos en lugar de hacerlo en Dios.

4. Ocúpate sirviendo

La soltería puede ser muy difícil. Aunque ahora estoy casada, estuve soltera 24 años. Pasé por períodos muy desafiantes. Sin embargo, a medida que miro hacia atrás a mis días de soltera, una cosa sobresale: mientras más enfocaba mi tiempo y mi energía en servir a otros, menos tiempo pasaba  fijándome en mi soltería.

No solo sobrevivas durante estos años. Úsalos para ser fructífera para la gloria de Dios. Mientras más allá vayas de ti misma, más gozo descubrirás. Haz de este año un punto de inflexión para ti al servir intencionalmente a tu familia, a tu iglesia, a las jóvenes, etc.

Para tener ideas específicas sobre cómo hacer eso, lee este artículo: Cinco estrategias para vivir con propósito como una chica soltera.

A medida que entras en este nuevo año, oro para que estos cuatro objetivos te inspiren y desafíen a vivir de manera diferente.

Ya sea que Dios tenga un romance para ti este año o no, oro para que confíes en Él. Él es un buen Padre. No existe mayor gozo que vivir cada día en obediencia y fidelidad a Cristo.

  • De los cuatro objetivos mencionados, ¿cuál te parece más difícil de aceptar? ¿Por qué?
  • ¿Qué harías de manera diferente este año para confiar en Cristo con tu soltería?
Este artículo fue publicado originalmente en GirlDefined
Photo of Kristen Clark y Bethany Beal
Kristen Clark y Bethany Beal
Photo of Kristen Clark y Bethany Beal

Kristen Clark y Bethany Beal

Kristen Clark y Bethany Baird son hermanas, amigas de toda la vida y fundadoras de GirlDefined Ministries. Estas chicas de Texas son apasionadas por el hermoso diseño de Dios para la femineidad y aman compartir este mensaje por medio de blogs, conferencias y mentoreo de mujeres jóvenes.