Artículos

Scroll to results
El pueblo, el lugar y la presencia de Dios
El pueblo, el lugar y la presencia de Dios
En un sentido, todo el Antiguo Testamento es simplemente el desarrollo de la promesa hecha en Génesis 3:15 —que habría una enemistad entre la simiente de la serpiente y la de la mujer, y que triunfaría esta última—. Ahora, en Génesis 12, la expectativa mesiánica adquiere otro centro de atención —la «simiente» victoriosa saldrá de...
Dr. Derek W.H. Thomas 
El pastor y su púlpito
El pastor y su púlpito
«La vida de un ministro es la vida de su ministerio». Este adagio sigue siendo tan cierto como siempre. De hecho, la integridad ministerial es un elemento indispensable para ser permanentemente creíbles en medio de un pueblo entendido con el cual tenemos intimidad pastoral. Dicha intimidad permite que nos conozcan por lo que realmente somos...
Albert N. Martin
Darwinismo social
Darwinismo social
La teoría de la evolución de Darwin nunca se trató solamente de biología ni tuvo consecuencias exclusivamente sobre la religión. Más bien, los orígenes y efectos del darwinismo fueron en gran medida culturales y morales. El Origen de las Especies, escrito por Darwin, fue publicado en 1859 en la cima de la Revolución Industrial y...
Dr. Gene Edward Veith
Por qué a veces la controversia es necesaria
Por qué a veces la controversia es necesaria
Hace poco vi cómo una joven madre actuaba rápida y resueltamente para poner fin a una riña entre dos niños preescolares: procedió con rectitud y eficacia, luego se volvió a ellos y estableció la ley: «Nunca está bien pelear». Lo siento, mamá. Entiendo lo que tratas de hacer, pero tal instrucción moral no servirá cuando...
Albert Mohler
Una mejor perspectiva
Una mejor perspectiva
“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en toda tribulación nuestra, para que nosotros podamos consolar a los que están en cualquier aflicción con el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios.” “Porque no queremos que ignoréis, hermanos, acerca de nuestra...
Christian Concha Baricic