volver

Título original en inglés: «Hoarding: First steps on a complicated problem».


Debería haberlo visto venir.

Debería haber invertido en unidades de almacenamiento.

Algunos problemas son universales. Puedes encontrar esquizofrenia y depresión en cada cultura. Acumular, sin embargo, es exclusivamente Occidental y está empeorando. Vemos casas deformadas bajo el peso de los desperdicios y escuchamos las advertencias como Spent: Memoirs of a Shopping Addict [Acabado: memorias de un adicto a las compras] que intentan asustarnos para que nos alejemos del camino de la acumulación.

Hay aspectos de ella que están en todos nosotros. Por ejemplo, el yo quiero se encuentra en lo profundo de cada corazón. Los deseos se convierten en necesidades. Debemos estar a la altura de los Joneses. Preferimos nuestros silos llenos. Sin embargo, la acumulación obsesiva que ha estado recibiendo más atención recientemente también necesita una cultura de abundancia impulsada por la publicidad. Sin estas condiciones, las unidades de almacenamiento se irían a la quiebra.

En la superficie, la solución es simple: tirar las cosas o donarlas a la tienda local de segunda mano. Si no puedes hacer eso, tómate un fin de semana fuera de la ciudad y deja que tus amigos limpien tu casa. No obstante, la solución solo es simple en la medida que la solución a cada problema es simple: deja de tomar, ama a tu cónyuge, perdona cómo has sido perdonado, teme a Dios y obedece sus mandamientos, y … tira todas las cosas que tienes de sobra. Pero no es tan simple cuando es tu problema.

Entonces, ¿cómo deberíamos pensar sobre esto?

Encuentra lo normal en lo anormal. La clave para entender y ayudar a los acumuladores es encontrarlo en ti mismo. Cuanto más inusual es el problema, más crítico se vuelve este paso. Y debería ser fácil para la mayoría de nosotros. ¿Qué he comprado esta última semana que no necesito? ¿Qué hay en mi armario que no puedo usar ahora, pero… si bajo 5 kilos…? Tal vez mis nietos van a querer estas imágenes de 1960 de las revistas National Geographic. Si ellos no lo quieren, ¿quizás sus hijos? Estoy seguro de que los querrán para engalanar un informe de la secundaria que no tenga mucha información. Esas revistas de National Geographic podrían darles la nota más alta de la clase, que puede ponerlos en una buena posición para una beca universitaria.

Bueno, yo no he arrendado espacio de almacenamiento todavía, pero entiendo el punto. Estamos juntos en esto. Lo que sea que el o la acumuladora encuentre en su corazón yo lo voy a encontrar en el mío. Y lo que sea que me ayude con mi falta de voluntad para tirar esas viejas revistas, muy probablemente ayudará a alguien cuyo problema es más extremo.

¿Qué dice el acumulamiento de nosotros? Nos dice que somos personas irracionales, pero al mismo tiempo sabemos que el corazón tiene sus razones. Tenemos un propósito en nuestro acumulamiento. Escucha y puede que descubras su lógica.

Una nota al margen. La acumulación es una oportunidad para que la Escritura muestre su amplitud. Una manera de usar la Escritura es buscar versículos en una concordancia que se dirija directamente al problema. Una segunda manera es unir el problema de base con temas clave en la Escritura. En este caso, la codicia y el miedo son temas obvios. Pueden aplicarse a algunos acumuladores, pero no se aplicarán a la mayoría de ellos o solo una parte será aplicable. Una tercera manera es traer al frente su más básica doctrina de la persona y ver al acumulador como un alma con cuerpo (también conocido como corazón) que es influenciado por el mundo. Esta es la manera en que estoy usando la Escritura para pensar en la acumulación.

Entonces ¿qué podría influenciar al corazón del acumulador para mantener todo en el montón de cosas «para guardar»?

  • «No quiero desperdiciar lo que Dios me ha dado». Sí, para algunos acumuladores es un tema de mayordomía. Ellos quieren ser cuidadosos con lo que Dios les ha dado, entonces guardan todo. De lo contrario, tendrían que comprar ese objeto otra vez, y eso sería malgastar el dinero de Dios.
  • «No quiero tomar una mala decisión y tirar algo que es importante». Nuestro mundo está lleno de muchas decisiones. Algunas personas las hacen sin esfuerzo, otros trabajan para saber qué marca comprar y otros sobre qué conservar. Si no puedes tomar una decisión, no tomes una decisión, ese sería el lema de un acumulador.
  • «La ropa es un viaje de por vida para adquirir una identidad» (de The Thoughtful Dresser: The Art of Adornment, the Pleasures of Shopping, and Why Clothes Matter [El vestidor considerado: el arte del adorno, los placeres de ir de compras y por qué importa la ropa] por Linda Grant). Para demasiadas personas, la ropa (un favorito de los acumuladores) construye quiénes son. Estos compradores no siempre se quedan con el estilo del año pasado, pero ciertamente son dueños de una cantidad extraordinaria de cosas.
  • «Seguridad». Esta es una grande. En un mundo de cambios impredecibles, los objetos acumulados pueden traer consuelo.
  • «Estos objetos son muy personales». Esta es una versión de seguridad. Yo guardé la corbata de cuando me casé (también la perdí). ¿Y quién puede deshacerse de una muñeca gastada que está involucrada en gran parte de tu propia infancia? Los objetos representan partes de nosotros mismos. ¿Cómo podríamos renunciar a posesiones tan evocadoras e importantes? Sería como renunciar a una reliquia familiar o a un brazo. Esta es la razón por la que una mujer se negó a regalar sus pilas interminables y optó por quemarlas. Regalar algo tan íntimo rozaría el adulterio.

Algunos acumuladores no tienen palabras para describir la tensión que sienten cuando hay una amenaza de que algo debe ser descartado. ¿Podemos encontrar algunas palabras que pueden hacer que ellos (y nosotros) comencemos?

¿Qué dice el Rey? El Nuevo Testamento describe la vida junto a Jesús como Rey. Esa vida, por supuesto, suele ser lo opuesto de cómo normalmente pensamos y vivimos. En el Reino vivimos por la fe en Jesús, de principio a fin. Para los acumuladores, la tarea es considerar cómo serían transformadas sus creencias básicas si verdaderamente conocieran al Rey, tanto su presencia como su poder. Por ejemplo, a la luz del Reino, las posibles decisiones erradas de lo que descartamos son expuestas como legalistas. Mientras Jesús llama nuestra atención a los temas más importantes de amor y misericordia, la acumulación se enfoca en temas no esenciales. Espera dominar un ámbito de nuestro mundo separado de la fe.

Ciertamente, hay mucho más para decir, y necesitamos decir mucho más porque este problema está creciendo (…y esas revistas de National Geographic todavía están en mi sótano). La acumulación reside en la confluencia del corazón humano y las influencias que incluyen cantidades sin precedentes de bienes heredados, objetos que yo no funcionan porque fueron creados para ser descartables, ingresos más altos, bienes más baratos (tiendas de «todo a un dólar» y la era del plástico) y una cultura de marketing sofisticado y saturado. Qué perfecta oportunidad para aprender más de la Verdad.

Esta traducción está protegida por derechos de autor © 2022 por The Christian Counseling & Educational Foundation (CCEF). Este artículo, titulado «Hoarding: First steps on a complicated problem» Copyright © 2010 fue escrito por Ed Welch y está disponible en https://www.ccef.org/hoarding-first-steps-complicated-problem/. Todo el contenido está protegido por los derechos de autor y no puede ser reproducido sin el permiso escrito otorgado por CCEF. Para más información sobre clases, materiales, conferencias, educación a distancia y otros servicios, por favor, visite www.ccef.org.

Traducido íntegramente con el permiso de The Christian Counseling & Educational Foundation (CCEF) por Jacquie Tolley, Acceso Directo, Santiago, Chile. La traducción es responsabilidad exclusiva del traductor.
Photo of Dr. Edward Welch
Dr. Edward Welch
Photo of Dr. Edward Welch

Dr. Edward Welch

Dr. Edward Welch es consejero y miembro de la facultad de The Christian Counseling and Education Foundation (CCEF). Él ha hecho consejería por más de treinta años y ha escrito ampliamente sobre depresión, temor y adicciones. Es autor de Cuando la gente es grande y Dios es pequeño y de Lado a lado: andando con otros en sabiduría y amor. Él y su esposa, Sheri, tienen dos hijas que están casadas y ocho nietos. En su tiempo libre, Ed disfruta pasar tiempo con su esposa y su familia extendida y tocar su guitarra.
Otras entradas de Dr. Edward Welch
¿Están vinculados el pecado y la enfermedad?
 
Emociones fuertes, confianza extrema
 
Adulterio y reconciliación: diez años después
 
El matrimonio sin esperanza